Castelo de Maceda - Hotel monumento
El castillo
El Hotel
Restaurante
Banquetes
Cafetería
Entorno
Lista de Precios
Inicio


Exposición de pintura César Prada e conferencia de Elixio Rivas
 Restaurante
La cocina del Castillo está dirigida por el joven y brillante restaurador Sergio Palomanes, formado en la Escuela de Hostelería de Vilamarín y con experiencia en fogones diversos. De sus manos procede una oferta gastronómica contemporánea. En nuestra elaboración están presentes dos de los factores más relevantes de la cocina moderna: el empleo de productos de calidad frescos y un esmerado uso del calor, para lograr el objetivo de un plato atractivo con unos ingredientes que conservan buena parte de sus características de consistencia, sabor, olor y color.

Nuestra carta apuesta por platos novedosos, llenos de creatividad, y otros que forman parte de la cultura gallega más ancestral. Las sugerencias culinarias están elaboradas con corrección y destreza técnica.
El bacalao confitado, y los pescados en general, son una demostración del control del calor, que permite mantener jugoso y casi crudo el centro del corte. El acierto técnico se combina con una presentación ingeniosa del plato. El entrecot de buey, el solomillo de cerdo del país, la pechuga de pato con módena, el picantón asado, etc. van acompañados de una guarnición de setas, verduras y hortalizas que logran un resultado delicioso.

Entre nuestros postres destacan los que tienen como base el chocolate, desde el tiramisú, con queso mascarpone, por supuesto, el chocolate con castañas, las fresas estofadas con yoghurt, el arroz con leche y toffee, a otros más tradicionales como las torrijas, la tarta de santiago o la leche frita.
Disponemos de dos salones para la celebración de todo tipo de banquetes y eventos, con la única limitación de su aforo.

A Torre, con capacidad para 40 comensales a la carta, se encuentra en la Torre del Castillo, entre hermosos parladoiros y una cálida decoración.

Chimenea. Este comedor está decorado bajo el principio de la funcionalidad, con una severa austeridad y un esmerado cuidado de la iluminación. Tanto la luz artificial como la disposición de las lámparas contribuyen a hacer acogedor este espacio en el que predomina la línea recta de los muebles de wengué y el cuero de los sofás que rodean la chimenea. Es el comedor reservado para ocasiones especiales, con capacidad para 14 comensales.
En primavera y verano habilitamos las terrazas del Patio de Armas, del torreón de entrada y de la solana para ofrecer todo tipo de comidas y tapas.

Si su grupo es de más de 50 personas también puede celebrar su banquete en el Castillo. Déjenos hacerle sugerencias y disfrutarán de un día inolvidable.